Octubre, ¡toma castaña!

¿Quién no ha probado las castañas? Empieza el otoño y es una época de melancolía, sentimiento propio de esta estación… ¿Quién no recuerda cuando éramos pequeños e ir a pasear por el campo para recoger castañas con tu familia o con tus amigos? Pisabas las que estaban en el suelo para poder abrir su coraza y no pincharte para poder llevarte la castaña para luego cocerlas o asarlas en casa.

¿Quién no recuerda pasear por la calle del Príncipe o por el casco vello en esta época y oler a castañas asadas? Al fondo de la calle, en una esquina estaba esa imagen que a todos nos viene a la cabeza… El tren-carrito, que todavía sigue marcando la infancia de muchos pequeños, daba el pistoletazo de salida oficial a la época de otoño. Ante la insistencia tus padres siempre acababan comprándote un cucurucho de castañas y siempre acabas quemándote porque nunca esperabas a que se enfriasen antes de comerlas.

La castaña es el fruto por excelencia en esta época, la mitad de su composición son hidratos de carbono, su contenido en grasas es muy bajo y poseen una gran cantidad de agua. Es el alimento ideal para apaciguar el hambre los días grises de otoño. Las castañas se pueden comer hervidas, asadas, crudas, dulces o secas (castaña pilonga).

¿Has probado la miel de castaña? Según un estudio de la universidad de Vigo, es una de las mieles que destacan por su contenido energético y antioxidante.

La fiesta tradicional de la castaña, es el magosto, una hoguera al iré libre para asar castañas, se les hace un pequeño corte para que no reviente la castaña por el calor y se introduce en un contenedor metálico a 400 C durante 10 o 15 minutos.

¿Te vienes a comer castañas este mes a Vigo?

#YsinosvamosaVigo #tomacastaña

No Comments

Leave a Comment